para volver atras     Ermita de Zocueca       

 

 

 

 




 

 

 

Ermita de Zocueca. En dirección a la ciudad de Andújar, tomando una desviación con el nombre de Zocueca, (vocablo de origen árabe que perdurará a través de los siglos unido al nombre de María Santísima), nos dirigiremos hacia las Nuevas Poblaciones de El Rumblar (Zocueca), pequeña aldea, situada en el municipio de Guarromán, comarca Norte de Jaén, en la falda de Sierra Morena (de 2.362 km). Regada por el río Rumblar, afluente del Guadalquivir y que gracias a este y al embalse que lleva su nombre, se riegan las huertas de San Vicente, verdadera despensa hortelana de la aldea y de la que destacaremos, el Santuario del Rumblar, cuya primera construcción data del año 1150, cuando los cristianos mozárabes levantaron, con esfuerzo una pobre y tosca Ermita para la Cruz. Una pequeña imagen de María era venerada con fervor al ganar el Rey Alfonso VII los campos de Bailén. Anualmente y coincidente con el último domingo de septiembre se celebra la Romería a la Virgen de Zocueca. Esta tradición se remonta a finales del siglo XIX, cuando los hortelanos de San Vicente en acción de gracias por haber visto salvadas sus huertas de una plaga de langostas, procesionaron a la patrona desde la Iglesia de la Encarnación en Bailén hasta su Santuario en Zocueca, distantes siete kilómetros entre sí.